17 10 2018 mesa general negociaciónPasa el tiempo, meses y años, pero en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana parece que el tiempo se ha parado en la mesa general de negociación por la desidia de la administración y el bloqueo de otras organizaciones sindicales.

Los trabajadores asisten impotentes a un escenario donde no sólo no han recuperado sus derechos, sino que además no ven satisfechas sus necesidades más básicas de tener una carrera profesional y, lo que es peor, la garantía efectiva de la estabilidad de sus puestos de trabajos.

Mientras en la mayoría de las administraciones locales están recuperando cuanto menos situaciones anteriores al Decretazo de 2012 (como por ejemplo el vecino Ayuntamiento de Mogán), en San Bartolomé, nada de nada.

Las razones, dentro de lo irrazonable, se podrían entender si la causa de ello fuese la total oposición de la Administración a convocar Mesas de Negociación a los efectos de, en aplicación de lo previsto en la Ley de Presupuestos del Estado de 2018 establecer, cuanto menos, la jornada de 35 horas sin condición alguna, así como el no descuento en situaciones de baja por IT.

Pero no, en San Bartolomé se riza el rizo en el sentido de sumar un obstáculo más, que no es otro que el bloqueo alimentado por las demás organizaciones sindicales con motivo de la existencia de un comité de huelga que se hace eterno en el tiempo. La existencia de ese comité de huelga está influyendo en la no celebración de mesas de negociación sobre asuntos que no han sido objeto de la huelga, debido a la estrategia de las
organizaciones sindicales de no asistir a ninguna mesa mientras no se resuelvan las reivindicaciones del referido comité, que, insistimos, son distintas de los asuntos pendientes de tratar en la mesa general y que afectarían a todo el personal y no a unos pocos.

Conviene recordar que la referida huelga se convocó a espaldas de los trabajadores y por asuntos que sólo afectaban a un pequeño porcentaje de la plantilla. No se convocó asamblea alguna para tratar los temas objeto de reivindicación o la procedencia o no de la huelga, sino que se decidió iniciar una aventura que hoy aún continúa y que ha propiciado la congelación sine díe de una gran parte de asuntos que afectan a toda la plantilla.

En SEPCA entendemos que es irresponsable dejar a un lado la opinión de los trabajadores, el ejercicio de la representatividad sindical también implica saber qué opinan y qué reivindican los trabajadores. ¿Acaso se les ha preguntado a los trabajadores del Ayuntamiento de San Bartolomé que es lo que realmente quieren? ¿cuáles son suspreferencias?

Desde SEPCA, sí lo vamos a hacer y darles el derecho a expresarse sobre otros asuntos. Y, por supuesto, sobre la urgente necesidad de reactivar las mesas de negociación como herramienta legal necesaria para poder tratar y resolver en la medida de lo posible todos los asuntos que afecten a la plantilla.

Ya es hora de despertar y dejar de creer que el tiempo se ha parado para el personal del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

Apelamos a la responsabilidad de todos los representantes sindicales del Ayuntamiento a fin de que acudamos todos a las Mesas Generales de Negociación y les transmitamos a la Administración un único mensaje y la urgente necesidad de cerrar asuntos que afectan a la totalidad de la plantilla y por supuesto desde el conocimiento y consentimiento del personal al que se representa.

BASTA YA DE BLOQUEOS, OIGAMOS A LOS VERDADEROS PROTAGONISTAS,
OIGAMOS A LOS TRABAJADORES.

SEGUIREMOS INFORMANDO

En San Bartolomé de Tirajana a 17 de octubre de 2018.