26 10 2018 coins 1015125 640Este jueves 25 de octubre de 2018 se ha celebrado una reunión de la Mesa General de Empleados Públicos de Canarias, en la que figuraban como puntos del Orden del Día la "Propuesta de acuerdo de distribución del Fondo de Acción Social y de convocatoria de ayudas de Acción Social año 2018" y las “Medidas en materia de personal contenidas en el Borrador del Anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2019”.

A pesar de que el documento que nos trajeron y el desarrollo de la reunión pueda ser demasiado denso para plasmarlo aquí, intentaremos resumirlo en lo posible, pero desde SEPCA tenemos muchísimo interés en informar de la realidad de estos asuntos y demostrar el intento de engaño del Gobierno, asumido sin ningún pudor por otras organizaciones sindicales.

Con respecto a la acción social ya hemos ofrecido información detallada aparte y te invitamos a que te pongas en contacto con nuestros delegados, para cualquier aclaración sobre el asunto o solicitarnos información adicional. Como novedad para 2019, se prevé el aumento de un millón de euros para este concepto.

En lo referente al proyecto de presupuestos para 2019 que nos han presentado, lamentamos comprobar nuevamente el desprecio al personal de la Administración Pública Canaria y, lo que es peor, la pretensión de tomadura de pelo. Tras la encomienda del Parlamento de Canarias al Gobierno para el "....levantamiento de la suspensión de los convenios y acuerdos suscritos, así como para establecer la jornada laboral en 35 horas semanales” y las masivas concentraciones del personal de la Sanidad Pública Canaria convocadas por SEPCA, el Gobierno salió a toda prisa a parodiar con "su corte" de sindicatos (CCOO, UGT y CSIF) una disposición negociadora favorable, que incluso plasmaron en un papelito sin ningún valor, salvo para enseñarlo por ahí y mitigar el ruido.

En ese papelito se garabatearon solo unas pocas reivindicaciones del personal del sector público y algunas terminaban con algo parecido a "ya se verá". Por ejemplo, con respecto a la jornada de 35 horas para Sanidad y Administración General y el horario lectivo del personal docente no universitario de secundaria de 18 horas semanales, ya el Gobierno lo condicionaba a determinadas circunstancias que venían a significar que el asunto, -tal cual lo planteaba-, no estaba en su mano, así que si no prosperaba podía decir aquello de "yo no fui". Así y todo el "trío de sindicatos afines" lo aplaudió y en menos de 24 horas salió corriendo a firmarle el papelito al Gobierno.

Pues en el documento que se nos presenta para negociar en esta Mesa General del jueves 25 de octubre, la disposición que recoge el asunto de recuperación de las jornadas dice literalmente: "Lo previsto en esta disposición adicional queda condicionado a que la Comunidad Autónoma de Canarias pueda incrementar el gasto no financiero durante el ejercicio 2019 hasta el límite del equilibrio estructural, así como, que sea sostenible en los escenarios presupuestarios futuros no comprometiendo el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, regla de gasto y deuda pública, sin perjuicio de lo legislado en normativa de carácter básico. "

Desde SEPCA queremos dejar claro que este asunto de la jornada es uno de los temas irrenunciables, pero sin condicionantes y lo que exigimos es que sea asumido por el Gobierno con los medios económicos de los que se dispone en firme y no condicionado a aspectos similares a la meteorología. Por ello, no podemos dar de ninguna manera un voto favorable a un texto engañoso y lleno de trampas, aunque los sindicatos que lo aprueban de esta manera tergiversen nuestra postura, para enmascarar su ridículo servilismo al Gobierno a costa del personal.

Se incluye en el proyecto de presupuestos el fin del descuento retributivo por enfermedad desde el 1 de enero de 2019, aunque sigue teniendo la redacción del texto unas ciertas deficiencias que se han comprometido a corregir. Desde luego que valoramos que se incluya esto, pero hemos vuelto a poner de manifiesto que el fin de la penalización en nuestras nóminas por IT debería aplicarse de manera inmediata y no tener que volver a soportar durante noviembre y diciembre, "el impuesto" por enfermar. Con la decisión tomada ya, no entendemos cómo puede seguir el empecinamiento de agraviar además, a quien tenga la mala suerte de enfermar el 29 de diciembre, con respecto a quien lo sufra el 2 de enero.

También se prevé para el ejercicio 2019, la inclusión en las pagas extraordinarias del personal laboral de una cuantía equivalente al complemento específico que se abona al personal funcionario por el mismo concepto. Esto no es más que la corrección de un error en el presupuesto de 2018, donde se les excluyó, por lo que desde SEPCA hemos solicitado que se prevea el pago con efectos retroactivos de estas cantidades dejadas de percibir en 2018. En principio no dijeron nada y solo nos miraron de soslayo.

Nada se escribe con respecto a la situación del personal no fijo y es imprescindible para SEPCA, tal y como hemos propuesto en nuestro "Plan de Permanencia", que se contemple de manera inmediata -y esta Ley de Presupuestos para 2019 hubiese sido el soporte perfecto-, una situación de estabilidad, con la característica de "a extinguir", del personal no fijo de larga duración al servicio de la Administración, tanto para el personal con vínculo laboral como funcionario, estableciendo además un procedimiento de acceso a la estabilización de su empleo mediante el sistema de concurso para ambos, posibilidad que para estos dos vínculos profesionales prevé el Estatuto Básico del Empleado Público.

Hemos hecho mención aquí a los temas principales y que afectan a la generalidad de todos los colectivos afectados. Todo lo que incluye el texto y todas las matizaciones y propuestas de enmiendas, puestas de manifiesto en una reunión muy larga, es demasiado para ofrecer en una información de este tipo. Queremos insistir que en SEPCA ponemos mucho interés en la información a todo el personal y nos ofrecemos a través de nuestros delegados, o si nos visitas en nuestros locales sindicales, a exponerte una explicación más detallada de todo el proyecto de presupuestos presentado por el Gobierno y matizarte las ausencias y las deficiencias que le hemos encontrado, así como cualquier asunto que pueda ser de tu interés.

El voto negativo de SEPCA no significa como es lógico, rechazar medidas que son favorables para todo el personal y con las que -como no puede ser de otra manera-, estamos totalmente de acuerdo. Es un voto negativo al texto del Proyecto de Presupuestos para 2019 que nos han presentado, porque en definitiva, vemos de manera clara que seguimos prácticamente igual que cuando empezamos el declive; únicamente se nos siguen devolviendo a cuentagotas cosas que nos fueron suprimidas y encima se actúa con la altanería y arrogancia de quien da una limosna, lejos de reconocer que lo hacen por la exigencia de un personal harto ya del despotismo de este Gobierno, que se cree dueño de la Administración y sus servicios públicos.

Votar que sí a este proyecto del Gobierno -como han hecho CCOO y CSIF, para que conste a quien lo vea positivo-, es ofrecerle un mensaje en nombre de todo el personal afectado, de que nos conformamos con esas minucias que nos ofrece y que asumimos seguir esperando a que tengan a bien tirarnos algo al aire para que lo pillemos agradecidos. Nada más lejos de la actitud sindical de SEPCA, que es refrendada por sus miles de afiliados y simpatizantes.

Pero esto no es un voto negativo y ya está. Para SEPCA significa un golpe en la mesa y el aviso de que hasta aquí hemos llegado en las maneras protocolarias y en nuestro ánimo de creer una vez más en una negociación leal, tanto por parte del Gobierno como por la de otras organizaciones sindicales. Anunciamos desde ahora el planteamiento de medidas de protesta de las que te informaremos, ante el mantenimiento de unas condiciones laborales estancadas y una gestión de recursos humanos que sigue siendo pésima, déspota y totalmente inoperante.


Canarias, 26 de octubre de 2018