conciliacionEl pasado miércoles, 19 de junio de 2019, tuvo lugar una reunión de la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos de Canarias, con el único punto en el Orden del Día “Marco General de Negociación de Conciliación en la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias”.

Esta Mesa General de Negociación con este asunto a tratar fue convocada, no por iniciativa de la Administración,  sino a petición expresa de las organizaciones sindicales SEPCA e IC, al tener potestad para ello por suponer más del 50% de representación en este foro de negociación, que es el de mayor rango en la Comunidad Autónoma.

El motivo por el que solicitamos esta convocatoria, era para tratar las medidas de conciliación familiar aplicables a todo el ámbito de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias y no excluyendo expresamente a determinados sectores como el de Personal Docente, Administración de Justicia y Sanidad, tal y como sí  se ha hecho en un llamado “Acuerdo” firmado por UGT, CCOO, CSIF y COBAS, en un marco además desde todo punto inadecuado.

Queremos insistir en que SEPCA, como es sin duda impensable por nadie que conozca nuestra trayectoria sindical -aunque algunas organizaciones quieran hacerlo creer-, no está en desacuerdo con la implantación de cualquier medida que favorezca la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, pero sí estamos totalmente en contra - y denunciaremos cualquier medida que la implique - de la discriminación y la exclusión injustificada de ningún sector de personal, asunto este que parece no importar a las organizaciones firmantes de eso llamado “Acuerdo”.

Acorde con esta política sindical de igualdad y no discriminación según sectores, los asuntos que tratan y regulan unas situaciones que son iguales para todo el personal público, trabaje donde trabaje, deben ser abordados de manera generalizada y ofreciendo soluciones satisfactorias para todos por igual; es posible que  con matices y adaptaciones necesarias en las formas de aplicación, pero no en el fondo y en el contenido de los derechos que se establezcan.

A pesar de las críticas que recibimos entonces por la propia Administración y los sindicatos que le siguen el juego, la Dirección General de la Función Pública ha aceptado la propuesta que le hicimos cuando nos puso delante para firmar ese documento discriminatorio y nos negamos y ha convocado una nueva reunión de la Mesa General de Negociación, para tratar de la elaboración de un Plan de Conciliación para todo el personal de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, en el que se incluirán todos los sectores.

Celebramos este cambio de rumbo y animamos al resto de organizaciones sindicales que pasan por alto la discriminación entre el personal y la asumen como natural, a que se sumen a una acción sindical global y se acabe en esta Administración con las regulaciones dispersas, separatistas y agraviantes entre unos sectores de personal y otros.

 

Canarias, 20 de junio de  2019