15 03 2021 punch 316605 640

Como informamos tras el comunicado de la Dirección General de la Función Pública, anulando la dispensa por Carnaval recogida en el orden 11ª del Anexo a la Resolución 669/2019, de 8 de julio, de la Dirección General de la Función Pública, por la que se establecen medidas complementarias para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral del personal funcionario y laboral de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Canarias, dentro de la Parte III Dispensas en la prestación del servicio por conciliación; SEPCA interpuso de inmediato el correspondiente recurso contra esa medida adoptada de manera arbitraria.

Como esa comunicación de Función Pública se realizó sin tiempo a nada más, SEPCA exigió el resarcimiento de esa dispensa anulada, sustituyéndola por otra de las mismas características y a disfrutar con la suficiente antelación, para que pudiera ser recuperada con el mismo margen temporal que la jornada suprimida.

En la reunión de la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos de Canarias, celebrada este lunes 15 de marzo, se nos ha traído un borrador de Resolución en la que se dispone que, de manera excepcional para este año 2021, esa jornada de dispensa por Carnaval anulada pueda ser disfrutada durante la Semana Santa de este año y con las mismas condiciones, entendiendo, a estos efectos, que la misma se inicia el lunes de la semana del Viernes Santo (29 de marzo) y finaliza el lunes siguiente al mismo (5 de abril).

Tenemos que recordar que el tiempo de ausencia disfrutado, deberá recuperarse, pudiendo iniciarse esta recuperación, desde el día hábil inmediato posterior a aquel en que finalice la dispensa. El plazo máximo para la recuperación total del horario no trabajado será hasta el último día hábil del mismo año en que se hubiese producido la ausencia.

Independientemente de que consideramos aceptable esa rectificación que habíamos exigido; en esta reunión, desde SEPCA hemos vuelto a recriminar una vez más a la Directora General de la Función Pública, la falta de respeto y la debida consideración que merece el personal y sus derechos, ante la adopción de medidas unilaterales como esa, despreciando la obligada negociación con sus representantes y le expresamos que era preciso una disculpa, utilizando si quería la herramienta del correo corporativo masivo que hemos visto que sabe usar.

Nada más lejos de su visión y sus intenciones. Mostrando una vez más su incapacidad para mantener un tono acorde con su cargo, exhibió la airada pataleta de siempre que la obligamos a corregir uno de sus ya acostumbrados -vamos a decir- errores y lejos de intentar sosegar nuestra protesta, se embarca en un aviso de que quizá haya que reformar la regulación actual de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Viendo esta actuación no nos queda más que mirarnos y echarnos manos a la cabeza de nuevo por, con todo lo que tenemos pendiente de acometer en materia de recursos humanos en nuestra Comunidad, la mala suerte que hemos tenido con este nombramiento del Gobierno de Canarias, al que seguirá haciendo mucho daño si no lo remedia a tiempo.

Canarias, 15 de marzo de 2021