30 03 2021 business 4271251 640Una nueva ocurrencia de la Directora General de la Función Pública.

Una vez más el personal público sufre el mal hacer o no hacer, de quienes tienen la responsabilidad política de la gestión de recursos humanos del Gobierno de Canarias.

El personal del Sector de Administración General (funcionario y laboral), lleva años esperando por una negociación efectiva sobre su carrera profesional, así como por la ejecución de sus concursos de traslado. La última ocurrencia de la Directora General de Función Pública es que estos asuntos y otros más, como aspectos del Convenio Colectivo del personal laboral se han de discutir en una Mesa Sectorial de Administración General que está empeñada en constituir, para tratar en la misma todos los asuntos comunes del personal laboral y funcionario del Sector de Administración General. Como suele ser habitual, Función Pública cuenta con la bendición y apoyo del CSIF, UGT y CCOO.

Esta pretensión de la Directora General de la Función Pública carece de ningún soporte legal y esa mesa que se ha inventado, nacería viciada de nulidad y por lo tanto todo lo que en ella se acuerde; ya que según el artículo 34 del Estatuto Básico del Empleado Público, la única mesa que se puede constituir es una Mesa Sectorial de Personal Funcionario, la cual ya existe en Administración General, aparte de las sectoriales de Sanidad, Docente y Justicia, previstas en la disposición adicional duodécima del referido Estatuto Básico.

La pretendida constitución de esta mesa ilegal, supondría un ninguneo a la Comisión Negociadora del Convenio Colectivo del Personal Laboral y por supuesto una previsible merma de los derechos contenidos en el Convenio Colectivo, así como un ataque frontal a los órganos de representación del personal laboral (Comités de Empresa y Comité Intercentros), que pasarían a ser meramente testimoniales. Esto supondría dar una patada al Estatuto de los Trabajadores y todo lo que ello supone.

La existencia de esta  mesa inventada podría servir de herramienta para que la Administración de turno revise y revierta derechos y condiciones del personal laboral y funcionario, ya que aunque existiese informe o voto desfavorable de la mayoría sindical, sacaría sus asuntos hacia adelante con la falsa excusa de haberlos sometido a trámite de negociación, tal y como ya viene haciendo actualmente, en asuntos tales como los procesos de estabilización del personal en situación de abuso de temporalidad.

Sufrimos una Administración empeñada en enrollarlo todo en vez de buscar soluciones, tal y como ha ocurrido con el personal no fijo de larga duración, al que ha obligado a ir a una huelga en vez de dejarlo tranquilo y centrarse en otros asuntos muy importantes, como los concursos del personal funcionario, negociar el teletrabajo, culminar las OPE´s de libre concurrencia, abordar la preocupante falta de personal de forma eficiente y no poniendo parches mediante externalizaciones o nuevos interinajes.Estamos llegando a un punto en el que, incapaz de avanzar en nada, se empieza a destrozar lo que hay.

Canarias, 30 de marzo de 2021